La Tarta de la Abuela

Tarta de la Abuela

La receta de hoy se la voy a dedicar a todas las abuelas del mundo y en especial a la mía, que aunque ya no está con nosotros, cada día me acuerdo más de ella. Mi abuela no era de esas que hacen rosquillas y bizcochos, no es que le gustara en exceso la cocina, pero salvo por este pequeño detalle era lo que se dice una abuela en toda regla. Por supuesto pendiente siempre de su casa, que se regía por una disciplina casi militar a la hora de la limpieza,  había que limpiar toda la casa todos los días. La ropa por supuesto siempre limpia y preparada y los armarios parecían ordenados usando escuadra y cartabón. No hay abuela que se precie que no este obsesionada con lo que comemos, la mía en esto no era ninguna excepción, la de veces que llamo a mi madre para decirle “Mari esta nena no come nada, se va a poner enferma” yo creo que era una de sus frases favoritas. Otra de las características comunes a toda súper-abuela es la capacidad de estar pendiente de todo y de todos en cada momento, de los estudios, del trabajo, de si tienes que ir al médico, de si va a llover para que no se te olvide el paraguas, de que no corras con el coche, de con quien andas… y por supuesto jamás saldrás de casa sin que te diga que te cuides mucho y que te portes muy bien. Para todas esas abuelas que siempre tendrán un lugar privilegiado en nuestros corazones va dedicado este humilde homenaje.

Una tarta de la abuela muy coqueta.

Una tarta de la abuela muy coqueta.

Después de esta melancólica introducción vamos a por la receta de hoy, la famosísima Tarta de la Abuela, que muchos conoceréis como Tarta de Galleta y que como casi siempre ocurre con las recetas, en cada casa se hace de una manera diferente. Esta tarta no tiene ningún misterio, pero a todo el mundo le gusta y es perfecta para disfrutarla cualquier tarde lluviosa acompañada con un gran vaso de leche caliente, en mi caso la tomo con leche fría que caliente no me gusta nada.

Tarta de la Abuela

Receta de La Tarta de la Abuela para 10/12 raciones:

200ml de leche

102 galletas napolitanas

500 gr de crema de avellanas (tipo Nutella o Nocilla)

*500 gr de crema pastelera (abajo os pongo la receta para la crema pastelera, si no la queréis hacer podéis usar 500gr de natillas)

60gr de avellanas

20 gr de azúcar moreno

*Aclaraciones:

Os dejo la receta que yo utilizo para hacer la crema pastelera, tendréis suficiente cantidad para la tarta y os sobrará un poquito.

Receta de La Crema Pastelera:

500ml de leche

1 vaina de vainilla

3 yemas de huevo

125gr de azúcar

60gr de Maicena

Comenzamos tamizando la Maicena y reservamos. Abrimos la vaina de la vainilla con un un cuchillo de cocina pequeño y afilado y raspamos el interior para sacar las semillas, las echamos en la leche y lo llevamos al fuego. Ponemos en un bol las tres yemas junto al azúcar y empezamos a batir a velocidad media y a la vez vamos añadiendo la maicena poco a poco, debemos batir hasta que todos los ingredientes estén combinados y la masa no tenga grumos. Cuando la leche empiece a hervir la retiramos del fuego y pasándola por un colador echamos la mitad en la mezcla de azúcar, huevos y maicena y batimos con varillas hasta que se integre, añadimos el resto de leche y llevamos esta mezcla al fuego durante tres o cuatro minutos, sin dejar de remover para que no se nos pegue. La crema debe quedar espesa.

Ahora que ya tenemos la crema pastelera podemos empezar ha montar nuestra Tarta de La Abuela.

Capa de crema pastelera.

Capa de crema pastelera.

Ponemos la leche en un bol y la templamos un poquito en el microondas, la leche la usaremos para ir remojando las galletas, no las dejéis demasiado tiempo en la leche ya que se deshacen y las necesitamos enteras. Remojamos las primeras 15 galletas y las vamos colocando todas en la misma dirección hasta tener la primera capa de galletas de nuestra tarta. Lo siguiente será cubrir esta capa con la crema de avellanas, lo podéis hacer extendiéndola con una espátula pero arrastrará la parte de arriba de la galleta. Yo lo que hice fue templar la crema de avellanas en el microondas y echarla en una manga pastelera sin boquilla, cortamos el piquito de la manga y así vamos cubriendo las galletas con la crema de avellanas muy fácilmente.

Capa de crema de Avellanas.

Capa de crema de Avellanas.

Remojamos otras quince galletas y ponemos la segunda capa, sobre esta capa tenemos que echar crema pastelera, para ello podemos usar otra manga rellena con  la crema. Continuaremos alternando capa de crema de avellanas, capa de galletas, capa de crema pastelera, así hasta llegar a la sexta capa de galleta que cubriremos por completo con la crema de avellanas.

Tarta de la Abuela

Seguro que a estas alturas ya tendréis ganas de meter la cuchara en La Tarta de La Abuela, pero no lo hagáis que falta dejarla bonita. En la picadora picamos las avellanas y con ellas cubrimos toda la superficie de la tarta. Ponemos en la picadora el azúcar moreno y lo trituramos sin llegar a pulverizarlo, usando un colador espolvoreamos el azucar sobre las avellanas. Con las doce galletas que nos quedan cubriremos los laterales de La Tarta de la Abuela, untamos con la crema de avellanas la parte posterior de las galletas y las vamos pegando alrededor de nuestra tarta. Lo siguiente será meterla a la nevera una hora como mínimo y sacarla quince minutos antes de servirla.

Sólo nos queda ponerle un bonito lacito, que nuestras abuelas bien se merecen una tarta preciosa.

Tarta de la Abuela

Ya tenemos nuestra Tarta de la Abuela

El resultado os encantará… es una Tarta cremosa, con un gran sabor a chocolate y avellana y un toquecito de canela que le aportan las galletas napolitanas.

Tarta de la Abuela

Hay mil versiones de esta tarta, le podéis poner galletas maría, hacerla de chocolate y no de crema de avellanas, poner natillas por la crema pastelera o incluso alguna mermelada, yo os animo a que probéis esta que para mí es deliciosa pero como ya sabemos, sobre gustos no hay nada escrito.

Tarta de la AbuelaYa no me queda más que enseñaros el toque de Algodón de esta receta. Un mantelito Cake House, perfecto para presentar nuestra Tarta de la Abuela. Ni que decir tiene que el mantel no lo he hecho yo sino mi queridísima madre que tiene unas manos de oro. Esperamos que os guste nuestro toque de algodón.

Tarta de la Abuela

Gracias por llegar hasta aquí, hasta el próximo post que será en breve y será una receta hecha en mi nueva y flamante kitchen aid roja que me han traido los reyes, ya se que es un poco pronto, pero por mi casa ya han pasado, yo creo que he sido muy buena este año y por eso han llegado un mes antes de lo previsto. Lo dicho, que ayer me llego mi Kitchen aid desde la tienda de Mega Silvita, no dejéis de visitar su tienda on-line y su blog.

Veronikes