LA GALLETA PERFECTA DE NARANJA Y CANELA…

 

Todavía con la resaca en el cuerpo del curso con Amber os traigo, por petición popular en nuestro querido Facebook,  la que se ha convertido en mi receta favorita de galletas para decorar… Si, a día de hoy es la que más me gusta.

 Galletas de Naranja y Canela

Todavía no me sigues en facebook…?

boton facebook correcto

También puedes seguirme en Pinterest…

Boton Pinterest

Los más veteranos del blog sabéis que ya os había puesto la receta que normalmente utilizo para hacer la masa de las galletas decoradas, muchos os asombrasteis de que mi receta de cabecera lleve dos huevos y es que normalmente llevan uno… Peroooooo, yo le pongo dos y me encanta el resultado. Es cierto que su manejo es un poco más complicado, la masa queda más pegajosa, menos consistente y hay que tenerla bien fría a la hora de cortar las galletas,  al estar mucho más hidratada las galletas pierden su forma con gran facilidad pero siguiendo los pasos al pie de la letra salen unas galletas perfectas y el resultado final es una galleta menos quebradiza y más tierna que a mi particularmente me gusta mucho más… Como os digo siempre para gustos los colores y cualquier receta es buena si a vosotros os gusta… Lo mejor que podéis hacer es probar varias recetas y después quedaros con la que más os guste.

En esta nueva receta que os traigo vamos a sustituir uno de los ingredientes y añadir alguno más, la idea me la ha dado la gran Amber con una receta de galletas que nos dio en su curso… En estos últimos diez días he hecho  unas cuantas pruebas para daros una receta infalible… Vais a triunfar con estas Galletas de Naranja y Canela.

Receta de Galletas de Naranja y Canela:

500gr de Harina*

250gr de mantequilla a temperatura ambiente*

125gr de azúcar glas

1 huevo a temperatura ambiente

60ml de Sirope de Agave* ( que nadie se asuste que ahora lo explico y se puede sustituir, que ya os estoy viendo poner el grito en el cielo… Jejejeje )

La piel rallada de 1 naranja

1 tbsp de canela o lo que es lo mismo, 1 cucharada sopera de canela

1 tsp de vainilla en pasta o lo que es lo mismo, 1 cucharadita de postre de vainilla

* Aclaraciones:

Harina: Ya se que muchos lo sabéis pero lo aclaro para el que no lo sepa, tenéis que usar Harina común sin levadura, nada de harina bizcochona ni leudante ni muchísimo menos de fuerza… Harina común, harina de todo uso o de repostería, llamarla como queráis pero lo importante es que no lleve impulsores como la levadura o el bicarbonato.

Mantequilla: Debe estar a temperatura ambiente y debe de ser mantequilla, no margarina ni mantequillas de esas que venden fáciles de untar.

Sirope de Agave: Ya se que muchos no lo conoceréis, otros si… Os puedo decir que este ingrediente lo añadí después de probar la receta de Amber y lo que he hecho ha sido sustituir uno de los huevos por los 60 ml de Sirope de Agave, el resultado es una galleta más jugosa y un poquito acaramelada. Si queréis saber más sobre el sirope de agave podéis leer este artículo de Directo al Paladar. Este Sirope lo podéis encontrar muy fácilmente en herbolarios y ya lo hay en algunos supermercados… Que no lo tenéis y queréis hacer las galletas… No hay problema, podéis sustituirlo por 60 ml de miel, el sabor de la miel es más fuerte y le dará una toque todavía más acaramelado a vuestras galletas pero, quedaran igual de exquisitas.

Ahora que ya tenemos todos los ingredientes preparados y hemos superado el susto inicial de no tener Sirope de Agave vamos a hacer las Galletas de Naranja y Canela.

————————————————————————————————————

Disfruta de la Galería… Pincha en una imagen

————————————————————————————————————-

————————————————————————————————————-

En un bol ponemos el huevo, le añadimos el sirope de agave o en su defecto la miel, la vainilla y lo revolvemos un poquito con una cuchara, reservamos.

Tamizamos la harina junto con la canela y reservamos

En el bol de nuestra batidora, kitchen o lo que tengamos ponemos la mantequilla y el azúcar glas tamizado y batimos a velocidad baja hasta que se integren, sólo hasta que se integren los dos ingredientes y su textura sea cremosa, no hay que batir demasiado no queremos que la masa tenga más aire del necesario.  Añadimos la ralladura de naranja y batimos unos segundos para integrarla, ponemos la mezcla de huevo, sirope y vainilla que teníamos reservada y continuamos batiendo a velocidad baja durante uno o dos minutos, hasta obtener una masa con aspecto de estar cortada… No os asustéis vais por el buen camino.

Añadimos la mezcla de harina y canela y a batir, siempre a velocidad baja hasta que la masa se despegue de las paredes del bol, en este momento paráis… si batimos la masa en exceso nos quedaran unas galletas duras.

Ahora toca amasar un poquito a mano, ponemos la masa sobre una superficie enharinada y la amasamos durante un minuto como mucho… Veréis que la masa está todavía un poquito pegajosa, bien… Seguís por el buen camino, dejarla reposar diez minutos donde está sin tapar ni nada… Es el momento de tomarse un té o un café… o de limpiar lo que hemos manchado.

Pasados diez minutos veréis que la masa ya no está  pegajosa si la tocáis con un dedo no os debe de quedar masa pegada al dedo.

Dividimos la masa en dos, ponemos una de las partes sobre un papel de horno y encima de la masa otro papel de horno… Estiramos la masa hasta conseguir un grosor de unos 6mm y poniendo una bandeja debajo de la masa para que se conserve lisita la llevamos a la nevera durante al menos 2 horas… Repito 2 horas, hay que dejar reposar y enfriar bien la masa, así evitaremos, en la medida de lo posible, la aparición de burbujas en la superficie de las galletas y conseguiremos unas galletas con un corte limpio. Con la otra mitad de masa hacemos lo mismo… Papel de horno debajo, papel de horno arriba, estiramos, bandeja de horno debajo y enfriamos… Durante DOOOOOOOSSSSSS HORAAAAAASSSSSSSSS!!!

Ahora siiiiii… Ya han pasado las 2 horas, si las dejáis más tiempo no pasa nada, hay veces que hago la masa de noche y las corto y horneo por la mañana y me quedan unas galletas perfectas y riquísimas.

Sacamos una de las bandejas de la nevera, sacar sólo una, no saquéis las dos porque mientras cortas una masa la otra va perdiendo frío y cuando queráis cortarlas… OOOOOOOHHHH DESASTRE!!! La masa se ha ablandado.

Enharinamos un poquito la superficie donde las vamos a cortar, quitamos el papel de horno superior y el inferior, siiiiii, quitamos los dos papeles… He comprobado que en estas masas de galletas que están más hidratadas el papel de horno a la hora de cortar las galletas estorba más que ayuda. Colocamos la masa sobre la superficie enharinada y comenzamos a cortar las galletas, vamos cortando y colocando las galletas ya cortadas sobre la bandeja donde las vamos a hornear, una vez que hemos acabado metemos la bandeja con las galletas cortadas en la nevera duranteeeeee… Por lo menos, por lo menos 15 minutos. Cortamos la otra masa que tenemos en la nevera siguiendo los mismos pasos.

Como tenemos un montón de masa resultante de los recortes, la juntamos, amasamos un poquito y volvemos a empezar… Papel de horno abajo, papel de horno arriba, estiramos, bandeja debajo y a la nevera… Esta vez la masa ya no estará tan caliente como al principio así que con que la enfriéis durante media hora o una hora es suficiente… Y ya sabéis que hacer cuando pase esa hora… Enharinar superficie, quitar papeles, cortar, bandeja a la nevera.

El horneado de las galletas es lo más sencillo del mundo, 180ªC calor arriba y abajo. El tiempo va a depender del tamaño de nuestras galletas, las pequeñas suelen tardar 7/8 minutos, las grandes 13/14… Estarán listas cuando el bordecito comience a dorarse y desprendan olor a galleta… No os riáis, ya se que no van a desprender olor a pollo asado si son galletas, pero es verdad… Cuando están listas del horno comienza a salir olor a galleta, pero no a cualquier galleta, noooooo a galleta de la rica, rica.

Una vez que los bordes se han dorado y huele a galleta y no a pollo asado las sacáis del horno, la galleta todavía estará blandita así que no las toquéis… Ponéis la bandeja sobre una rejilla y las dejáis enfriar cinco minutos, luego las pasáis a una rejilla para que se enfríen por completo.

Yo las dejo toda la noche en la rejilla y al día siguiente las guardo en latas hasta que les llegue el momento de pasar de patito rico pero feucho a Cisne!!!

Si habéis seguido todos los pasos al pie de la letra se supone que no os deberían salir bultitos en la superficie de la galleta, aunque son bastante rebeldes e imprudentes y aparecen cuando menos te lo esperas…. A mi siempre me sale alguno, esto lo solucionamos pasando una espátula suavemente por la superficie de la galleta justo cuando las acabamos de sacar del horno.

Esta galleta es todo terreno… Esta buenísima, sabe a canela con un toquecito de naranja… Es acaramelada y tierna pero lo suficientemente robusta para aguantar una generosa capa de glasa… Es sencillamente la Galleta perfecta!!!

Galletas de Naranja y Canela

Espero que os guste esta receta, a mi me ha cautivado y tengo que darle una vez más las gracias a Amber que fue la que me inspiro con su receta de galletas.

Como veis yo he seguido practicando lo aprendido en su curso, poquito a poco voy avanzando aunque me queda mucho camino por recorrer, ya consigo hacer  cositas chulas utilizando sus técnicas y siguiendo su estilo… También llamado “Ambering*” por mi querida Marilena de Tengo una Galleta Vestida de Azul… Que no la conocéis…? No sabéis lo que os perdéis, es otra de las galleteras mayores del reino… Además de ser una gran galletera es de lo más encantador que me he encontrado por este dulce reino.

* Aclaro que el denominar el estilo de las galletas de Amber como “Ambering” es gracias a moses de Sweetmoses, un gran seguidor de Amber y de su estilo, además ha creado un grupo en Facebook llamado Following SweetAmbs para los que admiramos su trabajo. Pero no me digáis que el termino no es genial… “Ambering”…  Jejeje me encanta… Así que Marilena y yo se lo hemos cogido prestado.

Ya sé que me falta el toque de Algodón pero esta vez no hay… No, no, no, porque hay toque de madera… Que os parece el cake Stand sobre el que reposan mis galletas… Os gustaaaaa…?

Lo hemos hecho mi querida madre y yo, cuando digo hecho quiero decir decorado… Es de madera y nos ha quedado taaaaaannnnn Bonitooooooooo que lo veréis muchas más veces y pienso hacer más porque me encantaaaaaaaa!!!

Hasta aquí esta entrada, Galletas de Canela y Naranja… Os ruego, os suplico, os pido encarecidamente que las hagáis… No os arrepentiréis!!!

Un besazo enorme para todos y como siempre muchas gracias por leer el blog.

Veronikes.